Con las cortinas de cristal además de disfrutar de las ventajas de un cerramiento clásico, proporcionan luminosidad y se adaptan a cualquier forma de terraza.

El vidrio utilizado tiene un espesor de 10 mm y con una extraordinaria resistencia a los golpes. La limpieza es muy fácil al poderse colocar las hojas de vidrio en ángulo de 90 grados hacia el interior del balcón.

Podemos abrir una, dos o todas las hojas que lo componen y dejarlas plegadas en un lado, lo que permite una gran versatilidad. 

Consúltanos por Whatsapp

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted